Hoy en día se habla del Ácido Alfa Lipoico, conocido comúnmente como Ácido Lipoico (ALA). Es un excelente ácido graso presente en todas las células del cuerpo humano e involucrado en muchas funciones bioquímicas, especialmente en el metabolismo energético y con una excelente actividad antioxidante contra los radicales libres.

 

El ALA recolecta energía y nutrientes de los alimentos que comemos y tiene un papel crucial en el proceso de las mitocondrias (las estructuras celulares encargadas de producir energía). El cuerpo humano produce ALA suficiente para las funciones metabólicas y, cuando hay ALA en exceso en nuestro cuerpo, éste actúa como un antioxidante. Esto pasa solamente cuando se toma como suplemento oral o inyectado. Su función antioxidante es ayudar a encontrar y destruir una gran cantidad de radicales libres, que dañan las células y, por lo tanto, perjudican nuestros cuerpos.

 

Quiero recordar que los radicales libres son sustancias peligrosas producidas fisiológicamente por nuestro organismo, después de varias reacciones, especialmente aquéllas que transforman los alimentos en energía celular. Los radicales libres son moléculas que pueden causar daño a las células, los tejidos y los órganos. El ALA es una de las sustancias que pueden hacer que tales radicales libres sean inofensivos, junto con las vitaminas y los antioxidantes. Además, tiene la capacidad de actuar en agua o grasa y en ambos, cosa que no pueden hacer, por ejemplo, algunas vitaminas.

 

 Además de los principales efectos mencionados anteriormente, el ALA también tiene otros beneficios que resumimos en estos puntos:

  • Previene algunas complicaciones de la diabetes, ya que reduce los niveles de glucosa en la sangre. De hecho, algunos estudios han sugerido que los suplementos de ácido alfa lipoico pueden aumentar la capacidad del cuerpo de usar su propia insulina para bajar el azúcar en la sangre en las personas con diabetes tipo 2.

Recientemente, también se ha observado la capacidad del ácido lipoico para mejorar la expresión celular del GLUT4, receptor para la glucosa presente en los tejidos sensibles a la insulina; con ello se amplía su potencial campo de aplicación a la patología diabética.

  • También ayuda a aliviar el glaucoma (enfermedad ocular) y protege la degeneración del cristalino y la retina.
  • Se utiliza para tratar y desintoxicar el hígado precisamente por su poder antioxidante en la eliminación de las toxinas; también protege el tejido cervical y nervioso, lo cual puede prevenir los derrames cerebrales.

Un pequeño consejo para los amigos que buscan aumentar la masa muscular y minimizar la acumulación de grasa corporal: el ALA asociado a carbohidratos y creatina aumenta el mecanismo de acumulación en la célula muscular. Cuanta más glucosa haya en la célula muscular, más elevado es el nivel de ATP, y mayor será la acumulación de creatina en el músculo, con mayor acumulación de fosfato de creatina. Una mayor acumulación de creatina-fosfato y agua hará que los músculos estén más llenos y más fuertes.

 

(ATP + creatina –> ADP + creatin-fosfato).

 

 ¿DÓNDE LO ENCONTRAMOS?

El ácido lipoico es sintetizado por el cuerpo, pero también puede encontrarse en algunos alimentos, principalmente en dosis más altas en el brócoli, las espinacas o las patatas, y, especialmente, en la carne de res (corazón, riñón e hígado). Se puede encontrar en dosis más bajas incluso en guisantes, salvado de arroz y col.

 

SUPLEMENTACIÓN

Como suplemento, podemos encontrarlo en forma de cápsulas o tabletas; de hecho, hay numerosas marcas en el mercado que lo comercializan. La mejor forma de tomarlo es cuando está estabilizado porque se ha demostrado que el ALA se polimeriza fácilmente en contacto con un ambiente de bajo PH, como el estómago. También debe tomarse con el estómago vacío o, como máximo, una hora antes de la comida para una mejor absorción gastrointestinal.

 

EFECTOS COLATERALES

No hay constancia de contraindicaciones en la toma de suplementos de ALA. Sólo puede provocar efectos secundarios si se consume en exceso o dependiendo de las condiciones físicas particulares de la persona.

 

Articulo escrito por DI PRIMO MATTEO MASSIMO

Blog : corporesanofitness.com de Mattia Lorenzini 

Pagina FB : ptcorporesano

Traducido por Luca Raffaele

 

SIGUENOS en el GRUPO de FACEBOOK