Contenido:

1 El punto de partida
2 Puntos de referencia
3 ¿Por qué es tan importante la plicometría?
4 Los 3 puntos de la plicometría

            • 4.1 El nivel inflamatorio
            • 4.2 Personalizar sitios de análisis
            • 4.3 Tomar medidas

El punto de partida de la Plicometría

Planear un camino de mejora física es, en primer lugar, comprender dónde te encuentras. Para hacer esto, es necesario tener un análisis profundo y veraz de la composición corporal, es decir, de aquello de lo que estamos hechos: agua-músculos-grasa, ya que estos porcentajes determinan nuestro estado de forma física.

La PLICOMETRÍA nos permite identificar la distribución de grasa, su reducción con el tiempo y cuánta masa magra tenemos. Además, gracias al uso de un algoritmo basado en pliegues, es posible tener una estimación del porcentaje de grasa total. Normalmente se refleja en el examen la relación entre la grasa subcutánea y la grasa corporal total, teniendo en cuenta las variaciones biológicas en la distribución de la grasa, que está influenciada por variables como el sexo, la edad y el posible sobrepeso.

Para tomar las medidas de los pliegues necesitaremos un plicómetro. Las medidas deben tomarse en el lado derecho del cuerpo del atleta. El calibre debe tomar la medida verticalmente con respecto al pliegue, a medio camino entre la base y la cresta del pliegue.

Pliegue, calibrador, plicometria

Para evaluar los pliegues de la piel, se sujeta firmemente un pliegue entre el pulgar y el índice y se levanta para separar la piel y la grasa subcutánea de los planos musculares subyacentes.

Puntos donde coger los pliegues

Los puntos de referencia son variados y las diferentes medidas deben tomarse de acuerdo con estas indicaciones:

  • Es necesario pellizcar levantando una doble capa de piel con el tejido adiposo subyacente, prestando atención, como ya se señaló, para no levantar el músculo.
  • El plicómetro debe aplicarse aproximadamente 1 cm por debajo de la cresta del pliegue y la lectura debe realizarse dos segundos después de la aplicación del plicómetro.
  • PLIEGUE TRICIPITAL: a medio camino entre el hombro y el codo, tome un pliegue vertical en la línea posterior del brazo

Pliegue, calibrador, plicometria

  • PLIEGUE PECTORAL‎‎: para deportistas masculinos, tomar la medida por la mitad en la línea que une la axila y el pezón (para las atletas femeninas a un tercio de la distancia entre la axila y el pezón)‎Pliegue, calibrador, plicometria
  • PLIEGUE AXILAR: tomar la plica vertical debajo de la axila, a la altura del proceso xifoidea del esternón
  • PLIEGUE SUBESCAPULAR: plica diagonal, unos dos centímetros por debajo de la esquina inferior del omóplato.‎

 

  • PLIEGUE SUPRAILIACO: plica a tomar en dirección diagonal, inmediatamente por encima de la cresta iliaca.

  • PLIEGUE ABDOMINAL: plica a tomar verticalmente, a pocos centímetros del ombligo.

  • PLIEGUE CUATRICIPITAL: plica vertical a tomar en la línea media-frontal del muslo.‎

 

‎¿Por qué es tan importante ‎‎la plicometría?‎

Conociendo los porcentajes de grasas que tenemos podemos identificar las relaciones más adecuadas entre macronutrientes‎‎ (PROTEINAS‎‎–‎‎CARBOHIDRATOS-GRASAS)‎ ‎que necesitamos para nutrir adecuadamente nuestro cuerpo; ‎
‎Además, sólo gracias a un análisis del punto de partida podremos evaluar los ‎‎resultados ‎‎que vamos a ‎‎conseguir ‎‎utilizando un nuevo análisis como comparación.‎

‎Los 3 puntos de la plicometría‎

Los 3 puntos que hacen de la ‎‎plicometría ‎‎el mejor análisis para la detección de la composición corporal:‎

El nivel inflamatorio‎

La primera es la posibilidad de adquirir gracias a la dureza de la plica un hecho muy importante: el nivel inflamatorio del sujeto.‎
‎Gracias a la comparación con las mediciones posteriores a lo largo del tiempo conocer la respuesta de las células grasas en los varios puntos a los programas que se están realizando (una cantidad dura / gruesa y tal vez dolorosa al momento de tomar la medición, nos indica eso un alto grado inflamatorio, una plica suave aunque gruesa indica en su lugar un proceso de desintegración de las células grasas y por lo tanto una menor cantidad de agua extracelular y por lo tanto menor estado inflamatorio )‎

‎Personalizar ubicaciones de análisis‎

La segunda es la posibilidad de poder ‎‎personalizar ‎‎los distintos sitios de ‎‎análisis ‎‎según sea necesario, con el fin de poder ‎‎profundizar ‎‎aún más en la lectura del progreso ‎‎de‎‎ un atleta en puntos que pueden ser por una razón u otra más complicadas de mejorar‎
‎A veces hay ‎‎lugares ‎‎de ‎‎mayor‎‎ ‎‎acumulación‎‎ de grasa que normalmente no se medirían como no previstos por los puntos de respuesta «regulares», gracias a una ‎‎personalización ‎‎del análisis en su lugar también podemos conocer el progreso de‎‎ un punto ‎‎donde la grasa resulta ser más obstinada.
‎Lo único importante para que la nueva medida sea válida es asegurarse de que siempre se toma en la ‎‎misma ubicación;‎ ‎ con respecto ‎‎a‎‎ esto recomiendo utilizar un medidor y establecer un ‎‎punto‎‎ de referencia donde aplicar el punto cero del medidor, marcar el cm preciso donde siempre se detectará la plica extra)

Detectar mediciones‎

‎El tercero y no menos importante es la ‎‎conveniencia ‎‎y la capacidad de ‎‎detectar‎‎ ‎‎mediciones en todas partes,‎ ‎ incluso en un viaje a un chequeo de atletas fuera del sitio o ‎‎por ejemplo para un chequeo bajo competición,‎ ‎ más allá del rápido momento de la recopilación de datos (alrededor de 15 minutos para medir los 7 pliegues) necesario para hacer una ‎‎estimación del progreso.‎

 

Artículo escrito por Marco Ferraiuolo Top Coach SBB
Blog: www.sustainablebb.com
Traducido por Luca Raffaele

SÍGUENOS en el GRUPO de FACEBOOK